Paté y nunca más volverás a abrir uno de lata

en

Alerta Spoiler
A modo de tentación literaria, bien cae el domingo para la lectura sin tiempos…y sé que también el verano, las vacaciones…el tiempo sin tiempo también cae bien hasta para no cocinar. Desde mi cocina aún tibia por las Anti-Roscas que también supieron ser parte del domingo de muchos (por suerte) les regalo un fragmento de un capítulo de mi libro. A modo de tentación, quién sabrá si, como ese poquito de helado que te dan para probar en la heladería un sabor que no conocías o un sabor nuevo, terminas por pedir lo todo de ese y dejás atrás los que ya habías pedido cada verano.
Sí, para la Noche Vieja lo hice. Sí, sigue siendo un fetiche, una cábala y quizá ya sea una tradición. La historia, quizá se convierta en una leyenda…
Esta vez lo serví como bocado sobre un pan focaccia (tostado) pero tantas otras veces más como entrada con ensalada de hojas verdes.
Bárbara

(del libro Recetas para Ser contadas, pág. 84)

Aprendí a hacer el paté (casero, vale aclararlo) y nunca más faltó en la mesa de fin de año. Ninguna historia de las fiestas es tan hermosa como se idealiza la vida de los demás, para ello entonces diré, que con el pasar de los años me ha costado mucho, muchísimo, conseguir los ingredientes, porque cambiaron mucho las costumbres de las carnicerías, dado el consumo y el olvido de algunas de estas recetas que fueron perdiendo su lugar, ya sea por las calorías o labor que se le otorgan.

Ingredientes y Procedimiento:
Mezclar 200 grs. de hígado de pollo y 200 grs. de carne de cerdo (ej: bondiola) ambas carnes deben estar pasadas por la picadora (una o dos veces a su gusto y favor que el carnicero le haga).
Agregarle cognac, oporto, tomillo y laurel (y a su gusto lo que quieran, también sal y pimienta) a esa preparación macerar algunas horas (en verano dependiendo el clima, cubierto y en la heladera). Aparte en un molde de budín (de esos rectangulares) cubrirlo con papel aluminio y a su vez con fetas de tocino blanco (panceta va bien, a gusto suyo siempre mejor). Verter la preparación anterior y cerrar con aluminio, poner en una fuente apta para horno con agua para cocinar a baño María. Controlar la cocción no menos de 25’ después (a temperatura mediana, según cada horno) insertando un palillo de brochette con precaución debido al vapor que va a salir al abrir el papel aluminio y del agua de la fuente. Una vez cocido se sugiere enfriar sin sacarlo de la fuente con el agua, pero si fuera del horno. En frío conservar en la heladera y servir en rodajas (de espesor a gusto, mi medida siempre es una rodaja un poco, sólo un poco, más ancha que un dedo).

Dudas y consultas de la receta, dejá tu pregunta y /o comentario acá mismo y respondo todo.

Si queres comprar el libro consultá el listado de lugares en CABA y Zona Norte donde encontrarlo

(click al link)

https://www.instagram.com/p/C1I68ujN7e5/?img_index=1

También disponible en mi bazaar (envíos en Pdo. de Vicente López sin cargo / envíos al interior del país por encomienda de micros a retirar de terminal o recibir en domicilio según elijas, el costo del envío es a cargo del comprador)

https://barbaratotal.com.ar/bazaar/


Si sos comerciante/librería y queres comercializar el libro consultame por unidades y precios en consignación a hola@barbaratotal.com.ar

Deja una respuesta